Inicio Opinión ¿¡COMUNISTA YO!?

¿¡COMUNISTA YO!?

34
0
Compartir

Alguien se ha dejado mover por su cólera santa, y me ha acusado de comunista y de la teología de liberación; estas fueron sus palabras: “para mí cuando te oigo hablar y leo tus escritos, me suenan a un perfecto comunista de la teología de la liberación, perdóname por mi acusación”. Sin dudas que él ya está perdonado.

He tenido que reflexionar sobre el porque me he ganado tales calificativos; y he llegado a las siguientes conclusiones:

a) Porque todo aquel que piensa, reflexiona, comenta y escribe en contra del status quo político, filosófico y religioso es un comunista.

b) Porque todo aquel que resalte los errores pecaminosos del sistema capitalista, y presente evidencias irrefutables de las injusticias del capitalismo, es un socialista.

c) Porque todo aquel que con preguntas Socráticas, ponga en dudas algunos eventos sospechosos, que los sistemas capitalistas utilizan, para acusar a otros de terroristas o narcotraficantes, sobre la mentira, la pos verdad, los falsos positivos y las mentiras repetidas muchas veces y convertidas en verdad; ese es un comunista enemigo del gobierno.

d) Porque todo aquel que resalte cualquier aspecto positivo de cualquier régimen socialista, por ejemplo Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia, es un comunista y de la teología de la Liberación.

Para responder a los que viven metiéndose en mi muro rebuscando mi identidad teológica, y para responder a mi querido y respetado hermano; voy a testificar lo siguiente:

a) Mi único Salvador, Señor, Rey y Dios es Jesucristo.

b) La Biblia es la Palabra de Dios inspirada, única regla de fe y práctica, y autoridad final para mi vida integral e integrada.

c) Fui criado bajo las reglas de misioneros norteamericanos, como Lorenzo Dawson y doña Marcelina Dawson.

d) Cuando vine a los EUA; Grace Church of Philly, me acogió como un hijo; estoy en un cuerpo pastoral donde hay tres hombres blancos, calvinistas de ojos verdes; y me aman en la verdad, como si hubiésemos nacidos del mismo vientre.

e) No creo en la enseñanza central del comunismo, y nunca en mi vida, aunque me quede loco seré comunista; porque ellos rechazan a Dios, la Biblia y a Jesús como Dios y único salvador del mundo. No creo en la tesis fundamental del capitalismo, y nunca propugnaré los principios filosóficos, sociales y económicos del capitalismo, porque su teoría de la mano invisible establece a la avaricia y el egoísmo, como fundamentos del sistema del capitalismo; y aunque ellos hablen de biblias, Dios y Jesús; son como dice Pablo: tienen apariencia de piedad, pero niegan la eficacia de la misma.

f) Por eso, cuando me vendieron el producto de que Donald Trump es Evangélico Presbiteriano; nunca lo creí, porque los frutos de Trump lo delatan que no es un creyente.

Y si por esta apreciación acerca de Trump, mi hermano me acusó de socialista y comunista; me parece que su ídolo John MacArthur Jr. (que él tanto lo elogia, que solo le falta prenderle una vela) es también un comunista. Porque en un video de YouTube, traducido del inglés al español por Góspel Army Español de The Master’s Seminary, donde Mohler y MacArthur, se comieron vivo a Trump, donde le llamaron: “destructivo para la moralidad de la cultura norteamericana”. Y dijeron: “un número significativo de evangélicos están engañados con Trump”. Me gustaría preguntar ¿son liberales, socialistas y comunistas Albert Mohler y John MacArthur?


Pues, mi querido hermano, si tu ídolos no son comunistas, retira tu acusación sobre mí; y confórmate en tener un hermano que piensa diferente políticamente hablando; y por favor, no me acuses ni de comunista, ni capitalista; pero si acúsame de ser un empedernido Evangélico Cristiano, que reflexiona bíblicamente sobre el mundo, para ser más efectivo en el mandato de “id y predicad el Evangelio a todas las Naciones”; por lo cual, yo creo que todos los sistemas filosóficos y políticos de este mundo son tentáculos del sistema del anticristo, y sus acciones están dirigidas a oponerse a Dios y su Palabra, y en contra de la persona y el Evangelio de Jesucristo; por eso yo soy un recalcitrante opositor de las Bestias: comunismo y capitalismo, no creo en ninguna de ellas, y la combato con el poderoso evangelio de Jesucristo.

Ps. Rolando Diaz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here