Inicio Destacadas Régimen cubano cancela la construcción de iglesia evangélica

Régimen cubano cancela la construcción de iglesia evangélica

24
0
Compartir

Líderes bautistas en Cuba están pidiendo al gobierno que cumpla con su promesa de permitirles a construir una nueva iglesia después de su permiso de construcción fue arbitrariamente cancelado por la Oficina de Asuntos Religiosos (ONP) del Partido Comunista de Cuba.

La dirección de la Convención Bautista del Este se informó en abril de 2019 que el permiso fue cancelado y que su solicitud para la construcción de una nueva iglesia se presentará al Consejo de Ministros de Cuba, el órgano administrativo y ejecutivo más alto del país.

La iglesia, una de las mayores de la ciudad, realiza trabajos sociales en las áreas vecinas y los líderes de la iglesia creen que este trabajo, así como el crecimiento de la congregación, son las razones detrás de las acciones del gobierno.

Ellos estiman que la iglesia gastó por lo menos 1.500 dólares en los últimos dos años en su intento de cumplir con las exigencias del gobierno, una cantidad significativa en que el salario promedio mensual es de unos 20 dólares.

El pastor de la iglesia, reverendo Amado Rodríguez, dijo: “Lo peor es que, después de tanto esfuerzo, la ORA nos comunica a través de nuestro presidente denominacional, que el permiso nos fue concedido en febrero de 2017 fue cancelada hasta que el Consejo de Ministros en La Habana se reúna y evalúe nuestro caso nuevamente, un proceso que puede llevar algún tiempo.

El líder de la iglesia dice que “esto demuestra una enorme falta de respeto, ya que el permiso original vino precisamente de las mismas autoridades más altas del país. Esta es una contradicción que no entendemos.

Aprobación y cancelación

La Iglesia Bautista Maranatha, en la ciudad de Holguín, recibió una licencia de construcción en febrero de 2017 por la Dirección Provincial de Justicia y posteriormente obtuvo licencias adicionales necesarias del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y del Departamento de Planificación Física en los 18 meses siguientes.

Los líderes de la iglesia dijeron a CSW que el proceso fue difícil y caro, pues los funcionarios del gobierno, especialmente en el Departamento de Planificación Física, a menudo obstruían el proyecto. Ambas licencias adicionales expiran a principios de 2020.

La Iglesia Bautista Maranatha ha sido el objetivo del gobierno en el pasado. En mayo de 2015, el gobierno confiscó la propiedad de la iglesia, pero retrocedió y rescindió la orden de confiscación de diciembre después de una campaña dentro y fuera de la isla a favor de la iglesia.
Anna-Lee Stangl, jefe de la CSW, dijo: “El uso de burocracias gubernamentales y exigencias interminables de licencias que pueden ser arbitrariamente canceladas en cualquier momento es típico de la manera en que el gobierno cubano busca controlar y restringir la libertad de religión o creencia en la isla.

Ella afirma que “el liderazgo de la Iglesia Bautista Maranatha y de la Convención Bautista Oriental hizo todo bien y cumplió todos los requisitos del gobierno. En cambio, la Oficina de Asuntos Religiosos, actuó una vez más de mala fe y los sometió a una prueba kafkiana, donde se hallan exactamente donde empezaron hace más de dos años.

La abogada dice que se ha pedido al gobierno cubano que “simplifique y haga procedimientos transparentes para que las asociaciones religiosas construyan y hagan reparaciones en los edificios y sigan exigiendo la reforma de la ORA para que los grupos religiosos no queden más rehenes de esas decisiones arbitrarias y manipuladoras “.

Fuente: Joe Irizarry

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here