Inicio Opinión Mi primera terapia

Mi primera terapia

PUBLICIDAD

«Nada es tan bueno que no tenga algo malo, ni tan malo que no tenga algo bueno»

Llevo 43 años vistiendo la misma camisa el 24 de diciembre, lo cual para a más de un relacionado esto se había convertido en una rutina. Este año decidí cambiar la fecha ya que un inesperado problema de salud me hizo cambiar más de un hábito.

Me han diagnosticado un carcinoma y he decidido aprovechar tan difícil situación para llevar un mensaje que pueda ser útil a los demás.

1- la procrastinación es una mala actitud, no dejes para mañana las cosas que debes resolver para mejorar tu vida, especialmente los chequeos rutinarios de salud. Si hubiera detectado más temprano el problema, el tratamiento sería menos traumático y el pronóstico mejor, el costo en recursos económicos y tiempo del personal médico hubiera sido menor y se pudiera ayudar a otros que por razones que sobra mencionar se le dificulta el tratamiento.

Así es que, tómenlo como una rutina inquebrantable, no se descuiden con los chequeos médicos.

2-Después de la biopsia positiva viene el pet scan, y el tiempo que tardan en llegar los resultados son una agonía que en momentos se convierte en profunda reflexión el incalculable valor del tiempo. Te das cuenta que muchas cosas te hacen perder el norte de tu vida y ésta se te va en la búsqueda insaciable de cosas placenteras y banales dejando a un lado las espirituales y las que pueden hacer feliz y mejorar la vida de los demás.

Te das cuenta cuan importante es ser sincero con uno mismo porque lo contrario es perder el don que es, la vida.

3-Al comentarle a un amigo la situación que estoy enfrentando me dijo: soy tu hermano estaré contigo pero con la condición de que lo mantengas en secreto porque la gente es mala y disfruta el dolor ajeno. Con este testimonio sabrán que no estoy contando con el, de lo que no me arrepiento, porque al contrario de su opinión lo que he recibido es mucho apoyo y solidaridad.

Los rasguños causan molestia y hacen ruido por el contrario las caricias pasan desapercibidas y no se escuchan pero son más, y debemos promoverlas y practicarlas.

En este difícil momento he encontrado mucha gente de bien que me han dado su apoyo y brindado su solidaridad. Me han convencido de que vale la pena sembrar aunque sea cariño porque los que tienen buen corazón son felices al devolverlo.

Y para terminar, disfruta el sabor de las frutas como si fuera la ultima que vas a probar, entrena tu olfato para que puedas oler hasta los amaneceres, deja que tus ojos brillen cuando tus manos acaricien unas mejillas y recuerda que el olor de los bebés es inconfundible porque es el olor de la vida que está creciendo, así es que, cuida y disfruta la naturaleza ya que será el hogar de tus hijos y de los hijos de tus hijos y que no tienes que morir para llegar al cielo.
Abraza a los que amas con el amor y la intensidad necesaria para que ese abrazo te haga sentir la eternidad.

PD- voy a vencer el quebranto!

jaquezfausto@gmail.com

jpm-am