Inicio Nacionales Julio Santos Suriel: El eco de un periodista social

Julio Santos Suriel: El eco de un periodista social

PUBLICIDAD

Maguá Moquete Paredes (maguamoqueteparedes@gmail.com)

La comunicación masiva representa a la sociedad en el acto de transmitir sus normas y valores. Con el transcurso del tiempo podemos identificar sus efectos generales en nuestra vida y los aspectos como las creencias, valores, actitudes y conductas. A todo esto, la personalidad de su emisor es el mensaje de toda acción humana y social.

La influencia es el desarrollo de la comunicación y es sin lugar dubitativo a lo que se identifica como Mass Media and National Development, de Wilbur Lang Schramm. Él, unificó gran parte de los planteamientos, hechos en la época, respecto al potencial de los medios de comunicación en lograr entidades de desarrollo socioeconómico para lograr una amplitud en el receptor del mensaje.

El periodismo fue la esencia y pasión que sintonizó Julio Santos Suriel, mi maestro y ciudadano de fecundos valores sensibles y profesionales. De gran valor y fuente de organización en la comunicación para compartir su eco eficaz, de don personal y edificante en la elocuencia de la verdad.

Nace en San Cristóbal, República Dominicana, el 20 de diciembre del 1916. En 1954, llega a Haina, laboró por 30 años en el Ingenio Río Haina (IRH). Se inició como cajero y periodista del Departamento de Relaciones Públicas y/o Promoción Social en la institución estatal azucarera.

Su calidad profesional llegó al periódico El Caribe e impactó con reportajes a los murales del pintor español José Vela Zanetti, que realizara entre 1949-1950 los frescos en la Catedral de Nuestra Señora de la Consolación, de San Cristóbal.

Se destacó en la ponencia de Domingo Porfirio Rojas Nina, jurisconsulto, escritor, político, maestro y defensor de los derechos humanos: “Julio Santos Suriel fue un hombre excepcional, sinónimo de honestidad, pulcritud y trabajo; fue un valiente soldado al servicio permanente de los nobles intereses de nuestra dominicanidad, y con su pluma viril, ardorosa, inspiradora y radiante supo llevar, estructurar, enfocar y dimensionar la problemática nacional, especialmente, de la comunidad de San Cristóbal y sobre todo del prestante pueblo de Haina que le albergó y le acuñó como a un hijo predilecto”.

“Era, este hombre un celoso guardián de la moral ciudadana, cultivador de amistad, consejero permanente de la juventud, vida e historia, caudal de conocimientos consagrados a servir, a dar, a construir, a soñar; y, sobre todo, a respetar y amar”.  Rojas Nina inscribió con el alma a Santos Suriel en su fina oratoria lexical.

Periodista, reportero, corresponsal de brillantez permanente. Vinculación directa con la prensa escrita y radial, periódicos, el diarismo de El Caribe, Listín Diario, Radio Comercial, Radio Televisión Dominicana (RTVD). Fue uno de los fundadores y dirigente distinguido del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP). Crea el primer periódico local, Voz de Haina, El Día, y su fundamento de mayor logro en la prensa: Ecos de Haina.

Su notoriedad, nombre y estirpe constituyen una jurisprudencia periodística y gremial. Las seccionales del Colegio Dominicano del Periodistas (CDP) son provinciales. Es esa ocasión, se funda en el municipio de Haina con su nombre de Julio Santos Suriel. Primera sede periodística en la República Dominicana como designación intelectual.

Este importante hecho histórico sucede en el CDP-Haina. El fundador y primer secretario general, Maguá Moquete Paredes, el viernes, 7 de marzo del 2003, en los salones The Godfather Night Club, calle Manuel de Jesús Galván 40, a las 07:30 de la noche se instituyó ese magno acontecimiento.

La destacada labor de Julio Santos Suriel, director, y no se limitó a la prensa nacional fue protagonista de un periodismo audaz, de bienestar, de movimiento de avant garde o de vanguardia, permitió elevar la categoría municipal hainera con su periódico Ecos de Haina, siempre en ristre.

Su actividad social e integridad moral sirvieron para garantizar los derechos ciudadanos, esencialmente de la juventud y es considerado uno de los pioneros del desarrollo de la sociedad civil de Haina.

Reconocimientos, pergaminos, salones, póstumos honores al hijo distinguido. Otorgamientos de instituciones públicas y privadas son tangibles en la República Dominicana. Su existencia terrenal se invocó en los Cielos, el 14 de enero del año 1994.  El honorable Ayuntamiento Municipio de Haina, designó con el nombre de Julio Santos Suriel, la calle donde residió durante más de 50 años y al Parque de los Periodistas. Sus pensamientos, ideales, escritos, el paradigma del periodista e impresos son vivos en el patrimonio de Haina.

Su nombre ilustre es abarcativo de una lectura muy difícil de olvidar, aunque esté en las regiones etéreas y la sublime divinidad con Dios son ecos de amor en el corazón de los haineros.

 

Maguá Moquete Paredes es Periodista, politólogo, analista social.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD