Inicio EvidenCristianas Congreso Mandarina, un evento necesario

Congreso Mandarina, un evento necesario

0
PUBLICIDAD

Fuera de los estándares de muchos congresos juveniles cristianos, el Congreso Mandarina emerge como uno de los más originales y de los más dedicados a vincular al joven con Dios.

El peculiar nombre de este evento anual que se realiza desde 2011, se debe a una anécdota contada por César Zúñiga, pastor de Betel, la iglesia anfitriona. «Asistí a un campamento en la ciudad de Rosario. El expositor de una de las plenarias sacó una bolsa de mandarinas y comenzó a repartirlas. Las mandarinas no eran iguales, pero había una que se diferenciaba notablemente del resto y era porque no tenía semillas. Por fuera era del mismo color, tenía buen aroma, tenía gajos como todas y su sabor era rico, pero no dejaba legado. Fue en ese momento que recibí la idea: Mandarina con semillas”.

PUBLICIDAD

Este congreso se centra en la relación del joven con Dios. Y cada año, en cada lema, se deja entrever esa idea impregnada con las características de este cítrico. «Cuando me preguntan por qué se llama Mandarina, respondo que Jesús es muy creativo y también es gracioso, pero no deja de ser profundo. Cuando comés mandarina se nota, su olor se siente y no podés negar que comiste mandarina. Bueno, cuando tenés a Jesús también se nota», agrega César al concepto del congreso.

El Mandarina Congreso va por su décima edición (sólo se detuvo durante la pandemia), y en cada una de ellas, estuvo acompañada por oradores que han dejado una profunda huella a través de sus ponencias. Los cientos de testimonios recogidos tras cada edición ratifican lo antedicho.

Lejos de cerrar el evento a la propia congregación, Zuñiga y su equipo entendieron que el concepto del congreso debería ser abierto, por lo que cada Mandarina estuvo siempre nutrido de jóvenes de diferentes congregaciones.

«A lo largo de estos años la visión se profundizó y entendimos de parte del Señor que nos mandaba a crear un espacio para que Él pudiera estar con sus hijos, con su Iglesia», enfatiza César«Y eso fue lo que hicimos en todo este tiempo, organizamos y coordinamos un espacio donde Jesucristo es el centro, con una convocatoria abierta a toda la iglesia de Cristo. Entendimos esa orden que recibieron sus discípulos, “vayan preparen un lugar que yo quiero cenar con ustedes” (Lucas 22:7).

Mandarina tiene como objetivo, afianzar la vida de Cristo en sus hijos y relacionar a la Iglesia como cuerpo vivo; hoy brinda herramientas ministeriales y espirituales. Este año Mandarina Congreso lleva el lema de «Sobrenatural», con la premisa de que nuestra relación con Dios no procede de lo natural. César pone el acento en esta premisa: «La salvación no tiene nada de natural, la vida en Cristo no tiene nada de natural, toda nuestra vida en Cristo es dejar que él invada nuestra naturaleza con su naturaleza y eso es Sobrenatural».

El Congreso Mandarina 2023 se desarrollará del 13 al 15 de octubre en las instalaciones del Instituto Loreto Patronato de la infancia, ubicado en Avenida Benavídez 2099, Benavídez, en el norte de la Provincia de Buenos Aires. En esta edición, los oradores invitados son los pastores Fabián Liendo, Amilcar Matosian, Juanpy Tabares, Sebastián Ojeda, Lobsan Cantillana, Paula Frau, Fernando Saini, César Zuñiga y Diego Requena.

Para mayor información: www.mandarinacongreso.com o a través de Instagram en @mandarina_congreso

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD