Inicio EvidenCristianas Pastores Louis King celebran 68 aniversario de ministerio

Pastores Louis King celebran 68 aniversario de ministerio

PUBLICIDAD

Por: Alexis Rodríguez

Santiago, R.-Considerado como «El Patriarca de los pastores» Daniel Louis Frías y su amada esposa Emelinda King Capois de Louis (Mela) celebraron 68 años de ministerio pastoral en una grandiosa fiesta espiritual celebrada en el auditorio principal de la Iglesia de Dios Tabernáculo Camino al Cielo donde pastorean por espacio de 46 años en la ciudad de Santiago.

Daniel y Emelinda, oriundos de la provincia de Samaná, se conviertieron al Señor a muy temprana edad y desde entonces han estado serviendo en el ministerio pastoral como respuesta al llamado y asignación del Padre Celestial en esta tierra. La pareja contrajo nupcias en 1965, y han sido ejemplo de crianza familiar, modelando a Cristo en toda su manera de vivir. Juntos, han procreado 6 hijos: Loyda, Keila, Débora, Danielito, Neftalí y Nathanael, los cuales sirven al Señor y son ministros en diversas áreas en el Reino de Dios.

Los pastores Louis King llegaron a pastorear a Santiago en 1977, en la Iglesia de Dios Central ubicada en la calle Salvador Cucurrullo No.84. La hermana Cristina Vásquez, de las fundadoras de la iglesia estuvo presente en el aniversario, a pesar de su avanzada edad.

Los pastores Louis tuvieron la visión de construir el templo más grande del Cibao, en los terrenos donde anteriormente estaba una discoteca, dejando así un legado de misión y amor por las almas no sólo en Santiago, sino también en la sociedad dominicana.
A sus 88 años de edad, el pastor Louis tiene el récord de haber construido el templo evangélico más grande del Cibao.

En todos sus años de ministerio han recibido importantes reconocimientos como un Doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional Evangélica (UNEV) por sus aportes a favor del Reino. Han sido declarados «Hijos Adoptivos de la Ciudad», otorgado por el Concejo de Regidores de la Alcaldía de Santiago, reconocidos por el Seminario Bíblico de la Iglesia de Dios (SEBID) por haber formado y enviado a cientos de ministros y pastores y plantado más de 160 iglesias del Concilio Iglesia de Dios en todo el territorio nacional.

Cientos de pastores de Santiago y el país estuvieron presentes agazajando a esta pareja que ha servido prácticamente toda su vida como pastores pertenecientes al Concilio Iglesia de Dios, hoy dirigido por el Obispo Juan Tiburcio, quien a nombre de sus homólogos, honró y agradeció a Dios por la vida de los ministros Daniel Louis y Mela. El obispo administrativo nacional se hizo acompañar por varios miembros del comité ejecutivo del Concilio, como los pastores Martín Mármol, Jhonny Paredes y Héctor Herrera, secretario tesorero nacional; también el rector del Seminario Bíblico, el Obispo Misael King y su familia.

El obispo Tiburcio cerró el evento predicando un sermón de la Palabra de Dios con énfasis en el servicio. «Porque hemos venido a servir y no a ser servidos», aprovechando para elogiar al Obispo Daniel Louis en sus valiosos y significativos 68 años de servicio y recordando que Dios promete: «Yo estaré contigo hasta el fin del mundo». «Nos sentimos privilegiados por contar con Daniel y Mela en las lides de la Iglesia de Dios en la República Dominicana», concluyó el predicador. Invitó a todos los ministros presentes y oró fervientemente a favor de los homenajeados.

El Obispo Elvis Samuel Medina, quien fuese supervisor nacional del Concilio Iglesia de Dios por unos 12 años, también estuvo presente junto a su amada esposa Dorca Medina. También asistió el pastor Daniel Oscar, ex-director del Seminario Bíblico y actual presidente del Ministerio Enfocado en la Gran Comisión, junto a su costilla idónea. El Obispo Mauro Vargas, ex-supervisor nacional, con palabras muy emotivas través de la pantalla de proyección, también se hizo presente.

Al entregar una placa de reconocimiento el Obispo Osvaldo Torres presidente la Federación de Pastores Evangélicos de la Región del Cibao (FEPERCI), valoró a Daniel y Mela como «el vientre ministerial más frutífero del Cibao y del país.» Se hizo eco de lo que dicho por el pastor Pedro de la Rosa: «Si en el Cibao alguien merece ser llamado Apóstol ese es Daniel Louis». Los pastores José Luis y Wendy Zapata, a nombre de la Mesa de Diálogo de la Ciudad de Santiago entregaron un reconocimiento especial a los pastores por su ejemplo, trabajo y dedicación al servicio del Reino de Dios.

El pastor Humberto Dechamps, testigo en primera fila de la trayectoria de los pastores y quien actualmente pastorea en Haina una de las iglesias levantadas por el Pastor Daniel Louis, testificó de la lealtad, integridad y paternidad que le caracterizan. «Llegó a Santiago para extender el Reino, dejando un legado de misión y amor por las almas», y agregó: «Daniel Louis sí reúne todas las condiciones y credenciales para ser llamado Apóstol».

A nombre de la familia, la hija mayor Dra. Loida Eunice Louis de Rincón dirigió unas emotivas palabras destacando las condiciones excepcionales de sus padres: «Como hijos nos sentimos bendecidos por tenerles como padres y pastores. Nos trazaron las prioridades: Primero Dios y luego la familia. Seguimos su legado, hasta ahora tenemos dos pastores Nathanael y una servidora y los demás son profesionales y servidores. Ustedes son nuestro ejemplo a seguir y tus hijos te honramos hoy y siempre».

Todos sus hijos y nietos se unieron a Loida, subiendo al escenario para juntos entonar la canción «La Bondad de Dios», en agradecimiento por sus padres, dirigida por Keila Louis quien es cantante de la agrupación Cristo Nos Mueve. Uno de los momento más emotivos cuando Keila y Nathanael bajaron del escenario y agarrando las manos de sus padres cantando «La Bondad de Dios». El pastor Nathanael Louis culminó agradeciendo a Dios por los padres que le ha dado, y aprovechó para agradecer el respaldo de todos los presentes.

Amada Elena Mercado de Paredes y Zelandia Peña de Almonacid, quienes fueron ovejas de los pastores homenajeados, sirvieron como maestras de ceremonia. Musicalmente, el ministerio de alabanza y adoración del Tabernáculo glorificaron al Todopoderoso con canciones preferidas por los honorables pastores. Raquel Amparo también deleitó a todos los presentes adorando a Dios con los himnos icónicos como Roca de la Eternidad, Él cuidará de mí, concluyendo su participación con su éxito Me basta su presencia. Los pastores Alejandro Luna y Juan Martínez, presentaron todo en las manos de Dios y leyeron la Palabra de Dios, respectivamente, como zapata para la gran celebración.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD