Inicio Destacados Obispo Reynaldo Franco Aquino afirma el día del trabajador encuentra a Dominicanos...

Obispo Reynaldo Franco Aquino afirma el día del trabajador encuentra a Dominicanos con grandes desafíos en materia laboral

PUBLICIDAD

Santo Domingo – En ocasión de conmemorarse este primero de mayo el Día Internacional del Trabajador, el obispo nacional de las Iglesias Pentecostales de Jesucristo IPJ y la Comunidad Apostólica Internacional COAPIN, doctor Reynaldo Franco Aquino, llamó a los miembros de la iglesia, como institución, a orar para que el plan de Dios se cumpla sobre la clase trabajadora en el país, por encima de los desafíos que presenta.

Consideró que mientras el costo de la vida sube, los salarios se mantienen estáticos o con leves incrementos insignificantes, frente al precio de los productos básicos que componen la canasta familiar, lo cual bloquea el desarrollo integral de la mayoría de los ciudadanos, cuya fuente de ingresos es un salario fijo.

PUBLICIDAD

En ese sentido, Franco Aquino expresó que: “El desempleo, la deficiencia en los sistemas de salud y educación, la inseguridad ciudadana, el alto precio de los productos comestibles y el combustible, entre otros factores, son problemas que el gobiernos a nivel central debe resolver, dejándose asesorar por expertos de otros sectores políticos, sociales y religiosos”.

Atribuyó la situación actual, en parte a que el Estado necesita contar con la reforma del Código Laboral y la Ley de Seguridad Social: “Si se toma en serio el tema de actualizar el Código Laboral y la Ley de la Seguridad Social en República Dominicana, muchos de estos problemas de la clase trabajadora estuvieran en proceso de soluciones reales. Urge actualizar estas normativas”.

Explicó que la conmemoración del Día del Trabajador también es bíblica: “El día del trabajador, que se conmemora oficialmente en 80 países y extraoficialmente en muchos otros, tiene su origen secular desde 1889, pero también La Palabra de Dios reconoce el valor de la clase trabajadora: Cuando comieres el trabajo de tus manos, Bienaventurado serás, y te irá bien, dice Salmos 128:2”, citó el Obispo.

Mediante un comunicado además, instó a quienes forman el cuerpo de la clase trabajadora nacional a confiar, porque Dios bendice y defiende los derechos de quienes laboran en integridad y como para el Señor Todopoderoso.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD