Inicio Opinión Creación y sanación colectiva / Tomás Rubio

Creación y sanación colectiva / Tomás Rubio

0
PUBLICIDAD

Han pasado algunos años desde que estábamos en una compañía de teatro y creábamos en colectivo junto a un grupo de jóvenes. Recuerdo, cuando presentábamos una obra, que nadie entre nosotrossabía exactamente qué parlamentos, situaciones y movimientos, habían sido creados por unos u otros. Era la magia de lo común.

Ahora estamos en Di Capacidad y hemos ampliado y diversificación la creación con más artes, para compartir nuestros recursos con personas con discapacidad y sus entornos familiares y educativos. Pero lo que no hemos cambiado es nuestra apuesta por lo colectivo, y en las sesiones con estas personas siempre contamos con la iniciativa de los niños y de las familias.

PUBLICIDAD

Porque para nosotros, salvo en puntuales circunstancias, es difícil de entender que una sesión se desarrolle al margen de la familia y todo se resuma a una conversación final sobre los que se ha hecho o no se podido hacer, sobre los avances que hemos observado y lo que queda por trabajar.

En Di Capacidad es muy importante compartir, con las familias y el entorno educativo y social, los recursos que desarrollamos durante las sesiones. Y la mejor manera de que esto pase es hacerlo durante las sesiones. Es por ello que es habitual que nos acompañen padres, hermanos, abuelos y otros acompañantes.

Las redes y las instituciones están llenas de talleres dirigidos a padres. Suelen ser propuestas muy interesantes, pero que no dan posibilidad de seguimiento y en ocasiones, responden más a los intereses de quienes los organizan e imparten, que a las reales necesidades de las familias. Y se olvida queno es en los talleres puntuales, sino en esas sesiones semanales a las que acuden los niños con sus padres, hermanos mayores, abuelos o asistentes terapéuticos; es en ese día a día donde reside la mejor oportunidad de entrenamiento y donde las familias pueden, no solo resolver dudas y aprender recursos y actitudes para incorporarlas en casa, sino además pueden compartir con los terapeutas los propios recursos que ellas conocen y les han ido bien.

Todos tenemos algo importante y esencial que aportar. Cuando sentimos que un niño avanza no se debe a uno o dos factores. La vida de un niño es como la de ese personaje de una obra de teatro creada por el mismo niño y por todos los que le acompañan en el escenario diario de la vida. Su sanación y la nuestra es creación común.

Tomás Rubio

Equipo Di Capacidad (Santo Domingo)

Di Capacidad es un espacio inclusivo de arte y educación humanista.

809 434 1111 – 829 422 5360

Tomás Rubio se inició en el arte sanador en la Escuela Neijing fundada por el psiquiatra y artista José Luis Padilla Corral. Actualmente, junto a la artista gráfica Bianka Reyes, es codirector de “Di Capacidad”, espacio de arte inclusivo; y trabaja en el Departamento de terapias artísticas del Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID) de Santo Domingo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here