InicioNacionalesDIOS, PATRIA Y LIBERTAD

DIOS, PATRIA Y LIBERTAD

98
0
Compartir
PUBLICIDAD

Por: Laura Cristina Quintana

“Cristo nos ha liberado Para ser libres: Manténganse firmes y No se dejen atrapar de Nuevo en el yugo de la Esclavitud” Gal.5:1 LBP.

PUBLICIDAD

El hombre, a través del tiempo, ha sustentado creencias en dioses
diferentes. Los construían con madera, barro y otros materiales.
Tales dioses encarnaban las fuerzas de la naturaleza y a los astros.

Claro está, no contestaban las plegarias de los hombres (1Reyes:19-38).

Porque sólo Jehová Dios es verdadero y escucha y actúa en función de su Infinita sabiduría.

Justamente, Dios Padre, Jesucristo el Hijo y el Espíritu Santo han polarizado la creencia de los dominicanos.

Los hombres forjadores de la Patria dominicana, llamados Los Trinitarios, creían en Dios. Y en su nombre lucharon por nuestra independencia. Dios les acompañó. Ellos creyendo esta verdad elaboraron el lema que nos enaltece: “Dios, Patria y Libertad” y en el Escudo de la Bandera el primer nombre que aparece es DIOS . Gracias a Dios tenemos Patria, que nuevamente ha sido mancillada por el mismo invasor del 1822. Y que se da a
la tarea de pisotear la bandera de este país como si fuera un trapo inmundo.

Grave error. Con esta acción lo que han demostrado es su escaso
conocimiento de lo que es este pueblo dominicano.

Pisotearon la Bandera, donde en su centro se encuentra la Biblia, que es la Palabra de Dios, que engalana nuestro escudo y en ella aparece abierto el Evangelio de San Juan en el capítulo 8:32 “Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” allí se proclama nuestra libertad. Libertad desaparecida por unos dólares dados a funcionarios para que regalen las tierras valiosas del
país, sus minas, sus parques, patrimonio de la Patria. ¿Dónde está el amor a la patria que vio nacer a esos dominicanos degenerados ? Y todavía insisten en sus locuras de vendernos como reses al matadero. “Jesucristo es
la Verdad” y nosotros como nación lo hemos creído.
Los que pisotearon nuestra bandera siempre han adorado al maligno. Pero tendrán de frente la fuerza espiritual que ilumina al alma nacional.

Flota en el ambiente la impresión de que los valores de la dominicanidad agonizan.

En verdad, parece languidecer el sentimiento de Patria.
Lo mismo acontece con nuestros valores culturales, con el sentimiento de familia, con la entrañable unidad entre los hijos y los padres.

Evidentemente, languidecen el sentimiento de justicia, el concepto sacramental de la escuela, el quehacer sagrado implícito en la formación del maestro. Pero por sobre todas las cosas es una urgencia profundizar en los valores de la hermandad cristiana y en la integridad moral de la familia y del Ser nacional.

Hoy por hoy, la integridad moral en sus distintas manifestaciones se nos presenta traspasada por las garras de la corrupción en todas sus expresiones.

Así mismo, la decadencia se hace sentir en el culto a los Próceres fundadores de la Patria.

Sólo Dios, únicamente Dios, puede evitar que esta agonía múltiple culmine con la desaparición de la Dominicanidad.
Hermanos dominicanos, abran los ojos, mírense en el espejo de los trinitarios y de los restauradores. Defendamos nuestro territorio de toda intervención extranjera, con valor y decisión. No la dejemos morir. Dios nos la dio no para regalarla ni venderla sino para vivirla, cuidarla y disfrutarla. ¿Qué le vas a decir a tus hijos y nietos mañana si tú no has hecho nada por esa libertad? No olvides nunca nuestro lema: DIOS, PATRIA Y
LIBERTAD y las letras gloriosas de nuestro Himno Nacional.

“Mas Quisqueya la indómita y brava
Siempre altiva su frente alzará
Que si fuere mil veces esclava
Otras tantas ser libre sabrá.”

VIVA LA REPUBLICA DOMINICANA

PUBLICIDAD
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here