Inicio Opinión A PROPÓSITO DEL MES DE LA BIBLIA

A PROPÓSITO DEL MES DE LA BIBLIA

74
0
Compartir
PUBLICIDAD

“Porque tú, Oh Señor Jehová, eres mi esperanza”. Salmo 1: 5. RV60

Estamos en el mes de la Biblia. Las  Sociedades Bíblicas Unidas y la Sociedad Bíblica Dominicana intensifican, durante los meses de agosto y septiembre, la importancia de creer en la Biblia, Palabra de Dios. Se preocupan por llevarla hasta los lugares mas distantes de la tierra. Hombres y mujeres, que se trasladan a lugares inhóspitos a llevar la Biblia, a  tribus que no conocen el vestido ni el pantalón, andan desnudos como Dios los  creó. Que respetan a su jefe y obedecen sus leyes.. Allí, llegan las SBU.

PUBLICIDAD

Hombres y mujeres que son verdaderos apóstoles de Jesucristo, anunciando la Palabra de salvación en todo lugar, hasta llegar al sacrificio. Hombres y mujeres que traducen la Biblia a idiomas y dialectos diferentes.

Hombres y mujeres que hoy dan la vida por Jesucristo. Verdaderos apóstoles de Jesús, que no se ven ni se exhiben.

Es el mes de la Biblia, la Palabra de Dios. ¿Quién es Dios? La Biblia no me dice que es el hijo de fulano, nieto de fulana hermano de… La Biblia me dice en Génesis 1:1ss. Que Dios creó los cielos y la tierra y todo lo que en ella existe .Que es Omnipotente, Omnisciente y Omnipresente. Todopoderoso, está en todas partes y todo lo sabe y lo conoce.

Se le rebeló a Abraham como su amigo. Lo visitó en su casa y pactó con él. Formó un pueblo para que lo adorara, lo siguiera y creyera todo lo que El le decía y lo dieran a conocer a todas las naciones del mundo. Constituyó líderes capaces de creerle y obedecerle en todo como Moisés, Josué y otros. Pero el pueblo  escogido, al igual que hoy, se iban tras otros dioses y por eso recibían su castigo. El A.T. nos dice que Dios eligió hombres como profetas para que hablaran por El. Dios es nuestro padre, y corrige y castiga con amor  a sus hijos para que enderecen su camino y lo obedezcan.

El pueblo escogido aún no estaba convencido hasta que le llegaba el estremecimiento supremo. Pero siempre hubo un remanente que sufrió persecuciones y martirios por levantar la fe hasta llegar a la muerte.

Dios, por su inmenso amor, envió a su hijo Jesús, para poder materializar su ingente proyecto. ¿Qué pasó? No le creyeron. Lo burlaron, injuriaron, calumniaron, lo despreciaron. ¿Quiénes? Los sacerdotes, pastores, líderes. Lo persiguieron hasta llevarlo a la cruz. Lo mataron. Lo enterraron.Pero Dios Padre, JehováTodopoderoso, lo resucitó y lo levantó de entre los muertos. Muchos le vieron y confirmaron que estaba vivo y vive todavía.

Sus discípulos, hombres valientes, continuaron sus enseñanzas, y estas llegaron hasta los tiempos de hoy,llamados “modernos,” por los adelantos de la ciencia, por la tecnología (la ciencia se multiplicará), por la vuelta  a la selva, hoy de varilla y cemento ( desnudez del hombre y la mujer, desfachatez conque se habla, por las insinuacionesde los cantos, por las fotos y videos indecentes, por la multiplicación de la maldad (Mt. 24:11),por las injusticias, las riquezas ilícitas, por adaptar la Palabra de Dios a lo que yo quiero o deseo, por la desobediencia  a los padres, maestros, tutores, autoridades, leyes; por asistir  al templo y decir soy “cristiano” y a la salida van a la discoteca, a beberse una cerveza y seguir haciendo lo que nunca dejaron.

El Dios de la Biblia, nuestro Dios, tiene nombre: Jehová. Es el mismo de la creación. Para los que todavía le creen y le obedecen tiene promesas de vida eterna. Estos son los líderes de todos los tiempos, que llegarán junto a Jesucristo a la Nueva Jerusalén y vivirán con El y conocerán a Dios, tú a tú y estarán toda la eternidad con El. Es nuestra esperanza. Debe ser la tuya también. Lee la Biblia y recibirás bendición.

Acompáñanos  a celebrar el mes de la Biblia y los 65 años de Sociedad Bíblica Dominicana.

Visita la “Casa de la Biblia” en la c/ Juan Pablo Pina 38. tel. 809- 685- 2025.

Dios les bendiga.

 

PUBLICIDAD
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here