Inicio Evidenciarte Loida Rosario: Un corazón adorador

Loida Rosario: Un corazón adorador

152
0
Compartir
PUBLICIDAD

Por: Erika Oviedo (eomeran@gmail.com)

SANTO DOMINGO– Todos nacemos con dones y talentos entregados por el Padre cuando nos creó, fueron dados para ponerlos a producir y multiplicarse. Muchos descubren su propósito de vida y llamado a temprana edad, tienen la gran bendición de capacitarse y enfocarse desde muy jóvenes. Otros, en cambio, se pasan la mayor parte de su juventud sin entender o aceptar el llamado y el propósito para el que fueron creados. Aun creciendo dentro de una congregación, son muchas las personas que viven sin entender los sueños de Dios para sus vidas y cuando lo descubren, entonces empiezan a vivir la vida abundante que habla la Palabra. Es el caso de Loida Rosario, una mujer con un corazón adorador que respondió al llamado del Padre.

PUBLICIDAD

Criada en un hogar cristiano y cantando desde niña, fue en su adultez cuando Loida descubrió y entendió los planes de Dios para su vida.

“Aunque estuve involucrada en la iglesia desde niña, cantando siempre a Dios, no fue sino hasta que entré a formar parte del ministerio de Alabanza de la iglesia donde me congregaba, cuando Dios empezó a tratar conmigo de una forma muy directa. Empezó a hablarme sobre lo que soñaba para mí, me hizo entender que tenía mejores planes, que quería usarme para glorificar su nombre y fue así que acepte el llamado a adorar”.

Para ella la adoración representa su ofrenda al Señor, se considera una salmista y adoradora que le honra con un corazón cerca de Él.

“Adorar es amar, porque tendrás que poner a Dios por encima o por sobre de todas las cosas, es entregarlo todo, porque  tendrás que entregarle toda tu confianza, toda tu Fe, tus sueños, tus más profundos anhelos, lo que más amas en tu vida tendrás que entregarlo también y es rendirlo todo, pero creo que lo más difícil para nosotros es rendir nuestra voluntad, el deseo de hacer las cosas y de vivir por nosotros mismos, o a nuestro modo, sino aprender a amar la voluntad De Dios y a esto está ligada la obediencia”.

“Adorar representa mi ofrenda, es vivir en esa libertad que he recibido en Jesús de entrar al lugar Santísimo, para honrarle no con mis labios, si no con un corazón cerca de Él. Adorar es la respuesta de mi alma reconociendo quién es Jesús y con una comunión real con el Espíritu Santo”.

“No es fácil adorar, si adoras a quien no conoces. Una vez que El Espíritu Santo, te revela a Jesús en toda su Gloria y tus ojos se abren y logras reconocerle, entonces adorar será una respuesta espontánea e inevitable, porque hay una sola cosa que se vuelve imposible al ver el rostro de Jesús, y es no adorarle. Cuando hablo de adorar, no me estoy refiriendo a cantar en lo absoluto, porque, me refiero a mi corazón rendido a Dios”.

Después de 12 años de conocer el llamado, entendió que debía dar otros pasos para alcanzar más vidas y cumplir el propósito de Dios en la de ella. Hace apenas tres años que Dios empezó a darle canciones e inició este camino a ese sueño que ya casi saldrá a la luz a través de su primer sencillo.

“Todo llamado implica una respuesta, Dios no lo hará si no estás dispuesto, entonces esto obviamente implicaba una respuesta de mi parte, ya comenzaba a sentir una fuerte responsabilidad, es como un peso que Dios ponía sobre mis hombros, como cuando sabes que tienes que hacer algo y es el momento”, explica la adoradora.

PUBLICIDAD
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here