Inicio Destacadas Calmar a un niño con celular evita que aprenda a calmarse por...

Calmar a un niño con celular evita que aprenda a calmarse por sí mismo

66
0
Compartir

Una de las estrategias que cada vez es más usadas por los padres para calmar a sus hijos es el uso de los teléfonos celulares y las tabletas. La mayoría los usan para tranquilizar a los pequeños en medio de un berrinche o que los dejen en paz cuando los progenitores tienen que realizar alguna tarea.

De acuerdo a mucho psicólogos y expertos en desarrollo infantil, cuando un pequeño esta jugando con el celular de su mamá, mordiéndolo o ver que se calma y deja de llorar cuando se lo dan, aunque para muchos no significa nada, en realidad es una alerta que se debe atender.

Es por eso que calmar a un niño con un celular le impide aprender a hacerlo por si mismo. Recuerda que es parte del desarrollo normal y sobre todo natural que los padres pasen tiempo con los hijos y que hagan todo lo posible por que la relación sea normal. Los progenitores deben de tener en cuenta que ningún aparato electrónico puede suplir la atención que la puede brindar a su hijo a cualquier edad.

Todos los niños sin excepción al igual que todo ser humano requiere de las actividades físicas para mantenerse saludables, y los infantes en desarrollo requieren de juegos al aire libre, caminar, escalar, caerse y aprender a levantarse, explorar y descubrir, experimentar y sobre todo conocer todo tipo de sabores y olores, algo que jamás le dará un celular o una tableta.

Un niño aprenderá a manejar la frustración y la tolerancia con experiencias. De acuerdo a los expertos la tolerancia se va desarrollando como lo hace un músculo y la frustración se supera conforme lo que se intenta una y otra vez hasta lograrlo.

Otros niveles de paciencia se desarrollan enfrentando todo eso que representa un desafío para nosotros, no son cosas que solamente aparezcan, son virtudes que se van logrando con paciencia y al enfrentar retos y desafíos de la vida diaria. Y para nadie es secreto que un aparato tecnológico no es el mejor camino para lograrlo.

Por supuesto que los dispositivos electrónicos fascinan al niño, pero no le enseñan a auto regularse. Observa con atención a un pequeño de 2 o 3 años cuando hace un berrinche, se le da un aparato de estos. Te darás cuenta que los dispositivos logran calmar al niño mientras los usan, pero en ningún momento le ayudan a aprender a auto dominarse. Ahora bien, que puedes hacer al respecto.

Evita que los pequeños jueguen con dispositivos electrónicos antes de los 5 años.

No uses este tipo de aparatos para que dejen de llorar o te dejen de molestar.

Haz que los niños disfruten hacer actividades al aire libre.

Trata de que los niños se aburran y busquen qué hacer.

Fuente: enpareja.com

PUBLICIDAD
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here