Inicio EvidenCristianas LA PASCUA

LA PASCUA

104
0
Compartir

Pasca (πάσχα), transcripción griega del término arameo para la Pascua, del hebreo pasac, pasar por encima, dejar a un lado; fiesta instituida por Dios en conmemoración de la liberación de Israel de Egipto, y esperando expectativamente el sacrificio expiatorio de Cristo. (Vine, W. Vine diccionario expositivo de palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento exhaustivo (electronic ed.). Nashville: Editorial Caribe.

El período de navidad cuyas celebraciones se efectúan en “honor”a Cristo, es mal llamado PASCUA por muchas personas. El evento histórico que dio lugar a que Dios instituyera la PASCUA, fue la salida del pueblo de Israel de Egipto por manos de Moisés, por lo cual también es una fiesta exclusiva de la nación de Israel. Según la Biblia el tiempo en que los israelitas deben celebrar la PASCUA, es el primer mes del calendario judío, que es el mes de Nisan o Abib (Ex. 12:1-2; Deut. 16:1; Esther 3:7) que se corresponde con parte del mes de marzo y parte del mes de abril en el calendario Gregoriano; La fiesta debe iniciar el día 10 de este mes (Ex. 12:3); y en el día catorce del mes se liga a otra fiesta, la de los panes sin levadura (Ex. 12:18) hasta el día veintiuno.

Cuando Dios sacó al pueblo de Israel de Egipto, ordenó al pueblo de Israel que celebrase la PASCUA, a fin de redimirlos de la muerte. La sangre del cordero que inmoló cada familia israelita aquel día, fue colocada en el dintel y en los dos postes de la puerta de la casa donde se celebró esta fiesta, como señal de redención, para que el ángel que hirió todos los primogénitos del pueblo egipcio no matara también a los israelitas (Ex. 12:22-23). En este sentido el cordero pascual es tipo del Señor Jesucristo, porque entre otras cosas, en el día del juicio, solo aquellos que estén bajo la sangre de Jesucristo, serán librados de la muerte eterna en aquel día. La Biblia dice: «Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. 1 Corintios 5:7»

La pascua, no es entonces, no es una fiesta que deben celebrar los creyentes. No debe confundirse con la navidad, otra fiesta que también no tiene asidero bíblico para celebrarse. Los únicos dos sacramentos que el pueblo de Dios debe observar, que fueron instituidos por el mismo Señor Jesucristo son únicamente dos: El bautismo, y la cena del Señor. Dios nos ayude.

Pastor Alberto Moneró Rijo

PUBLICIDAD
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here