Inicio Opinión LLEGAMOS A UN CAMINO SIN RETORNO

LLEGAMOS A UN CAMINO SIN RETORNO

53
0
Compartir

El sistema político que gobierna en la República Dominicana, ha llevado al País a un camino sin retorno, ¿Por qué?

a) Porque la corrupción ha corroído todas las instituciones estatales, a empresas privadas, partidos de oposición, intelectuales, militares y líderes de la iglesia católica y evangélica; por lo cual, están condenados a seguir en su estado de putrefacción.

b) Porque han estafado, robado y despilfarrado de una manera descarada y abierta las arcas del Estado; y actualmente ellos no resisten el fardo de pruebas que el pueblo tiene en su contra. Y sin dudas, que cualquier partido que gane, tendrá que echarlos en la cárcel de la victoria y botar las llaves; y que lo sepan bien que ¡caerán presos! Por eso, ellos están asustados y han trillado un camino sin retorno, porque no quieren ni pueden dejar el Poder, porque eso significa Najayo.

c) Porque el egoísmo y la crueldad de los gobiernos Peledeístas, han levantado una generación de jóvenes a su imagen y semejanza, que ha llevado al país a ser uno de las más peligrosos para vivir; y la degradación social es tal, que no hay remedio humano, ni teoría política que revierta esta situación; por lo cual, la sociedad tendrá que involucionar a los tiempos de los vaqueros, con un tabaco en la boca y con dos pistolas en las manos, o con la metralleta de Arnold Schwarzenegger en la mano izquierda, para defenderse de la delincuencia juvenil que nació en este reino Peledeísta.

d) Porque este es un país en defección, ya que los líderes del PLD, no solo traicionaron los ideales democráticos del profesor Juan Bosch: “servir el partido para servir al pueblo”; sino que han traicionado la institucionalidad y la Democracia del pueblo para servirse del Estado; y han simulado ser un gobierno de ley y orden, pero lo que han hecho es simular Democracia, levantando instituciones para blindarse; por eso el poder Legislativo, Judicial y Ejecutivo están a merced del Sistema, y en contra de un pueblo traicionado y abandonado a su suerte, sin que nadie lo defienda.

e) Porque el pueblo no tiene otra opción humana, que no sea seguir por este camino sin retorno; y según la historia, la única esperanza en el camino sin retorno, es tomar la decisión de un levantamiento sin retorno contra esta dictadura morada. Y en esta justificada rebelión los ricos que se enriquecen del Estado, los políticos corruptos, los tígueres que se alimentan del soborno y prebendas del Estado, las iglesias que fornican con el gobierno y las bocinas del gobierno serán los que perderán; porque el pueblo no tiene nada, pero los corruptos lo tienen todo y mucho.

f) Porque el único retorno de este mal político y social es Jesucristo; donde las iglesias evangélicas levanten su voz profética, y guíen a los dominicanos a una verdadera reforma, comenzando con un verdadero cambio espiritual en sus vidas, y siguiendo con una real emancipación social; y la iglesia tiene experiencia en esto; porque así pasó con la Reforma de Lutero, Zwinglio, Calvino, los hermanos Suizos; con el Avivamiento de Inglaterra, y los puritanos en los EUA; así puede suceder en la República Dominicana, si los pastores conociendo el tiempo de la cosecha, pueden salir de sus paredes a las calles, a predicar el Evangelio de Salvación, Liberación, Paz y Justicia.

No hay retorno, y el único que hay es Jesucristo.

Rolando Diaz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here