Inicio EvidenCristianas Encuentran muralla construida por el rey Roboam mencionada en 2 Crónicas

Encuentran muralla construida por el rey Roboam mencionada en 2 Crónicas

147
0
Compartir
PUBLICIDAD

Una muralla encontrada por los arqueólogos demuestra que la ciudad de Laquis fue fortificada en la época del rey Reboam, hijo de Salomón, lo que concuerda con la narrativa bíblica.

Los restos de la ciudad de Laquis, en el centro de Israel, ha sido excavada innumerables veces en los últimos 80 años. La más antigua mención de la ciudad está en las cartas de Amarna, que formaban parte del archivo de correspondencia de Egipto con sus reyes vasallos y gobernadores en Canaán en el siglo 14 a.C. Las cartas indicaban que Laquis era una ciudad grande y poderosa en la región de Sefelá.

PUBLICIDAD

Laquis fue destruida en el siglo 12 a.C. y volvió a aparecer en los libros de Crónicas, descrita como una de las ciudades fortificadas por el rey Roboam (2 Cronicas 11:9), que gobernó Judá aproximadamente en el siglo 10 a.C, unos 400 años después de las cartas de Amarna.

En todas las excavaciones de Laquis, no había señales de una ciudad fortificada durante elreinado de Roboam, hasta ahora. Según el profesor Yosef Garfinkel, jefe del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén, un muro anteriormente descubierto data exactamente al tiempo de Roboam.

«Descubrimos que Laquis era una ciudad fortificada y que se estableció alrededor del año 920 a.C.«, dijo Garfinkel.

Este descubrimiento anuncia el retorno de la conexión entre textos bíblicos y descubrimientos arqueológicos. Esta es una evidencia para las dudas que surgieron en los círculos arqueológicos israelíes, si la monarquía de Israel y Judá, gobernada por David y Salomón en el siglo 10 a.C, realmente existió.

Los tradicionalistas afirman que las descripciones bíblicas de un reino poderoso en las colinas de Judea existen. Los críticos apuntan a lagunas «intransitables» entre los textos bíblicos y los reales hallazgos arqueológicos.

Garfinkel explica que, al final de la Edad del Bronce, Laquis era una gran ciudad cananea. Después de ser destruida en el siglo 12 a.C., quedó en ruinas por 200 o 250 años. La gran cuestión entre los investigadores era en relación al origen de la ciudad fortificada.

Garfinkel comenzó a buscar un muro que sería típico de fortificaciones – grueso y fuerte. Su equipo encontró un muro que puede ser datado a través de los trozos de oliva que se encontraron debajo del suelo. Las muestras determinaron que el muro fue construido alrededor de 920 a.C, exactamente durante el reinado de Roboam.

El estudioso cree que esta es una fuerte prueba de que, en los días de David, el reino se extendía por lo menos hasta el valle de Elá. Garfinkel defiende que el reino no surgió de repente, pero se expandió a lo largo del tiempo. «Fue un proceso gradual y ahora puedo ver», afirma.

La excavación en Laquis descubrió otro hallazgo importante: un altar de cuatro cuernos de arcilla, descrito en el libro del Éxodo. Se remonta aproximadamente al siglo 8 o 7 a.C. y es el altar más antiguo conocido de su tipo, que se ha encontrado en Judá hasta el momento. Esto significa que los judíos de Judá no limitaron sus rituales de adoración en el templo en Jerusalén.

Acontecer Cristiano

PUBLICIDAD
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here