Inicio Destacadas Nueva tecnología permite traducir la Biblia más rápido para pueblos no alcanzados

Nueva tecnología permite traducir la Biblia más rápido para pueblos no alcanzados

88
0
Compartir

El uso de la tecnología permitirá la traducción de la Biblia para llegar con la Palabra de Dios a pueblos donde nunca han escuchado el Evangelio.

La organización Wycliffe Bible, que trabaja en la traducción de la Biblia en diferentes idiomas del mundo, está utilizando una nueva tecnología que acelerará el proceso de traducir las Escrituras a los pueblos no alcanzados.

Ellos han desarrollado un software de traducción, llamado «Paratext«, que también puede ser utilizado a través de smartphones, sin limitarse a plataformas como tablets o equipos de grabación. El sistema Paratext Lite ofrece una base de datos centralizada a la que se puede acceder en todo el mundo.

El director de información e innovación de Wycliffe, Doug Hennum, dijo que la nueva tecnología permite a los nativos ser cada vez más capaces de participar en el proceso de traducción.

«En los últimos siete o diez años hemos visto a los nativos queriendo hacer el trabajo. Están empezando a decir que en lugar de ayudar a los occidentales, quieren aprender a hacerlo ellos mismos», dijo Hennum a Christian Post.

En sus viajes a lugares remotos en África, Hennum observó que muchas personas saben cómo utilizar un teléfono inteligente, pero están totalmente perdidos frente a una computadora. «Cuando presentamos estas herramientas, lo tomaron rápido. Está teniendo un tremendo impacto en ellos, y pueden hacer mucho en el trabajo de traducción«, dijo.

Uno de los aspectos más importantes de esta tecnología es en la considerable reducción de tiempo para traducir la Biblia, ya que los traductores no necesitarán aprender un nuevo idioma para iniciar el proceso. «Con la ayuda de los nativos, tenemos 80% del camino a la traducción«, dijo Hennum.

Wycliffe completó su milésima traducción de la Biblia en septiembre del año pasado, una prueba de que el proceso se está acelerando cada vez más. Mientras que las 500 primeras traducciones tardaron 67 años en completarse, el último de los 500 tardó sólo 17 años. La velocidad de las traducciones sigue aumentando.

«Nuestro objetivo es ver que todos los idiomas restantes que nunca han tenido la Biblia en su idioma, lo tengan, al menos al principio de la obra de traducción hasta 2025″, proyectó Hennum.

Fuente: Acontecer Cristiano

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here