Mesa de Diálogo pide al Congreso Nacional mantener la coherencia en tema aborto en Código Penal

0
1123

SANTO DOMINGO– La Mesa de Diálogo y Representación Cristiana llamó hoy al Congreso Nacional a mantener la coherencia en el tema del aborto como lo ha hecho en los últimos dos años

“Si bien el Señor Presidente ha sido coherente con su planteamiento, que respetamos pero objetamos firmemente, por lo cual también solicitamos al  Congreso Nacional mantener la coherencia en sus actuaciones. Ha sido ese primer poder del Estado que ha fijado, ya en dos oportunidades, su criterio de  protección a la vida del no nacido, como también lo hizo el constituyente cuando marcó como pauta en el artículo 37 de la Constitución de la República Dominicana la protección de la vida desde su concepción, expresan en el documento leído por el reverendo Manuel Estrella presidente de la Mesa y Lorenzo Mota King tesorero de esta.

Entienden además que el ejecutivo en sus observaciones se mostró contrario a un principio constitucional, ya que relativiza el valor de la vida de los no nacidos, quienes precisamente por ser los más débiles en nuestro cuerpo social, deberían encontrar en las leyes y autoridades mayor nivel de protección de las acciones del resto de seres humanos, especialmente de su madre y su médico, llamados a cuidarles con celo y especial empeño.

Aducen que el llamado Aborto Terapéutico en la forma abierta en que es impulsado, constituye una contradicción de términos puesto que nunca tiene  un efecto curativo sobre la enfermedad de la madre.  En las circunstancias que así lo requieren, y de acuerdo con los protocolos médicos existentes, es siempre posible proteger la madre reconociendo, como manda la Constitución, igualdad en dignidad tanto de su vida como la de la criatura por nacer.

Afirman que la destrucción directa del feto, como se permitiría de acogerse la observación del señor Presidente, no es por tanto, una solución equilibrada. Si bien no siempre es posible obtener el resultado de salvar ambas vidas, constituye una obligación moral intentarlo hasta donde los recursos de la ciencia lo permitan. Ningún personal médico corre peligro por el hecho de cumplir su deber de intentar salvar ambas vidas.

“Los lamentables casos de violación sexual, incesto y rapto merecen el repudio hacia sus perpetradores, quienes deben ser castigados duramente por las autoridades. Sin embargo, constituye una injusticia extrema pretender imponer la ira que esos deleznables actos provocan en la conciencia social, sobre un niño que no ha participado en ese crimen. Las mujeres víctimas de tan horrendos hechos, merecen la protección y el acompañamiento de las autoridades, y si producto de ellos han concebido una criatura, esas también deben ser protegidas hasta su nacimiento, momento en el cual las madres podrían acogerse a programas de adopción si fuere su libre y ponderada voluntad, expresa el comunicado.

Reiteran que el valor de una vida con malformación, no disminuye por su limitación  física, pues la evolución de la ciencia ha demostrado que cada vez aumentan las posibilidades de supervivencia en casos graves.  Acabar con esa vida basados en un pronóstico, elimina de antemano la opción de luchar por su supervivencia. En casos extremos también los protocolos médicos proveen soluciones adecuadas.

Asumieron el público compromiso de continuar luchando, con valor renovado, por la vida de los más débiles que no tienen voz propia para defenderse, impulsados por nuestra convicción de su valor y dignidad, independientemente de sus limitaciones físicas, o del trágico evento que les ha dado origen.

Entre los firmantes del documento leído en la rueda de prensa realizada en el Salón de actividades del Servicio Social de Iglesias Dominicanas se encuentran Braulio Portes, Presidente Concilio de la Cristianización y del Consejo Nacional de Iglesias (CNI), Raffy Paz Presidente Confraternidad Evangélica Dominicana (CONEDO), Nersido Borg Cedeño Superintendente Concilio de las Asambleas de Dios, Flavio Rosario obispo del Concilio Iglesia de Dios de la Profecía.

También Hipólito Suero de la Iglesia de Dios Pentecostal, M.I., Cecilio Osoria de Iglesia Metodista Libre, George Reynoso de la Red Pastoral, Adolfo Mateo Presidente Confederación Nacional de Confraternidades y Pastores Evangélicos (CONACOPE), Rosario García Presidente Iglesia Evangélica Menonita, George Plourde de Iglesia de la Alabanza, Reynaldo Franco Aquino de Iglesia Pentecostal de Jesucristo, Miguel Ángel Cancú Iglesia Evangélica Dominicana, Ernesto Bathermy de Iglesia del Nazareno, Enrique Rosa de la Alianza Cristiana y Misionera. Asi como José Fabal del Concilio Arca de Salvación, Joel Bierd de la Apostólica y Misionera, José Augusto Castro del Concilio Congregación Puerta Abierta, Tomas Martínez

Iglesia Ministerio Oasis, Cristóbal Cardoza de Iglesia Cristiana de la Comunidad, Israel Brito Torres Comunidad Cristiana Internacional.

Además firmaron Wilfredo Mañón de la Universidad Nacional Evangélica (UNEV), Salustiano Mojica de Fundación Evangélica Universitaria (FEU), Alberto Ramírez de la Universidad Federico Henríquez y Carvajal (UFHEC), Miguel Núñez de la Iglesia Bíblica Internacional y el Ministerio Integridad y Sabiduría y Otto Sánchez pastor de la Iglesia Bautista Ozama, entre otros.

POR SU INTERES REPRODUCIMOS EL DOCUMENTO DE MANERA INTEGRA

DECLARACION DE LA MESA DE DIÁLOGO Y REPRESENTACION CRISTIANA Y DEMAS INSTITUCIONES, EN RELACION A LAS OBSERVACIONES AL CODIGO PENAL HECHAS POR EL SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA

La Mesa de Diálogo y Representación Cristiana y demás organizaciones afiliadas y aliadas, lamentan profundamente las observaciones hechas al texto del Código Penal por el Señor Presidente de la República, con las cuales busca despenalizar el aborto voluntario en tres hipótesis.

Dicha observación, contrariando un principio constitucional, relativiza el valor de la vida de los no nacidos, quienes precisamente por ser los más débiles en nuestro cuerpo social, deberían encontrar en las leyes y autoridades mayor nivel de protección de las acciones del resto de seres humanos, especialmente de su madre y su médico, llamados a cuidarles con celo y especial empeño.

El llamado Aborto Terapéutico en la forma abierta en que es impulsado, constituye una contradicción de términos puesto que nunca tiene  un efecto curativo sobre la enfermedad de la madre.  En las circunstancias que así lo requieren, y de acuerdo con los protocolos médicos existentes, es siempre posible proteger la madre reconociendo, como manda la Constitución, igualdad en dignidad tanto de su vida como la de la criatura por nacer.  La destrucción directa del feto, como se permitiría de acogerse la observación del señor Presidente, no es por tanto, una solución equilibrada. Si bien no siempre es posible obtener el resultado de salvar ambas vidas, constituye una obligación moral intentarlo hasta donde los recursos de la ciencia lo permitan. Ningún personal médico corre peligro por el hecho de cumplir su deber de intentar salvar ambas vidas.

Los lamentables casos de violación sexual, incesto y rapto merecen el repudio hacia sus perpetradores, quienes deben ser castigados duramente por las autoridades. Sin embargo, constituye una injusticia extrema pretender imponer la ira que esos deleznables actos provocan en la conciencia social, sobre un niño que no ha participado en ese crimen. Las mujeres víctimas de tan horrendos hechos, merecen la protección y el acompañamiento de las autoridades, y si producto de ellos han concebido una criatura, esas también deben ser protegidas hasta su nacimiento, momento en el cual las madres podrían acogerse a programas de adopción si fuere su libre y ponderada voluntad.

El valor de una vida con malformación, no disminuye por su limitación  física, pues la evolución de la ciencia ha demostrado que cada vez aumentan las posibilidades de supervivencia en casos graves.  Acabar con esa vida basados en un pronóstico, elimina de antemano la opción de luchar por su supervivencia. En casos extremos también los protocolos médicos proveen soluciones adecuadas.

Si bien el Señor Presidente ha sido coherente con su planteamiento, que respetamos pero objetamos firmemente, por lo cual también solicitamos al Congreso Nacional mantener la coherencia en sus actuaciones. Ha sido ese primer poder del Estado que ha fijado, ya en dos oportunidades, su criterio de  protección a la vida del no nacido, como también lo hizo el constituyente cuando marcaron como pauta en el artículo 37 de la Constitución de la República Dominicana la protección de la vida desde su concepción.

Ante estos nuevos acontecimientos, asumimos el público compromiso de continuar luchando, con valor renovado, por la vida de los más débiles que no tienen voz propia para defenderse, impulsados por nuestra convicción de su valor y dignidad, independientemente de sus limitaciones físicas, o del trágico evento que les ha dado origen.

Pedimos al pueblo de Dios orar sin cesar por esta causa, para que Dios traiga unidad a la nación, sabiduría y discernimiento a las autoridades, por quienes continuamos orando de manera conjunta como pueblo de Dios.

Firmado:

Rev. Manuel Estrella /Presidente Mesa de Diálogo y Representación Cristiana

Rev. Braulio Portes /Presidente Concilio de la Cristianización y del Consejo Nacional de Iglesias (CNI)

Rev. Raffy Paz /Presidente Confraternidad Evangélica Dominicana (CONEDO)

Rev. Nersido Borg Cedeño /Superintendente Concilio de las Asambleas de Dios

Obispo Flavio Rosario /Concilio Iglesia de Dios de la Profecía

Rev. Hipólito Suero /Iglesia de Dios Pentecostal, M.I.

Rev. Cecilio Osoria/ Iglesia Metodista Libre

Lic. Lorenzo Mota King / Tesorero Mesa de Diálogo

Apóstol George Reynoso /Red Pastoral

Rev. Adolfo Mateo /Presidente Confederación Nacional de Confraternidades y

Pastores Evangélicos (CONACOPE)

Rev. Rosario García / Presidente Iglesia Evangélica Menonita

Rev. George Plourde / Iglesia de la Alabanza

Rev. Reynaldo Franco Aquino /Iglesia Pentecostal de Jesucristo

Rev. Miguel Ángel Cancú /Iglesia Evangélica Dominicana

Rev. Ernesto Bathermy/ Iglesia del Nazareno

Rev. Enrique Rosa /Iglesia Alianza Cristiana y Misionera

Rev. Rosario García/ Iglesia Evangélica Menonita

 Rev. José Fabal /Concilio Arca de Salvación

Rev. Joel Bierd /Iglesia Apostólica y Misionera

Rev. José Augusto Castro /Concilio Congregación Puerta Abierta

Rev. Tomas Martínez/ Iglesia Ministerio Oasis

Rev. Cristóbal Cardoza/ Iglesia Crsitiana de la Comunidad

Rev. Israel Brito Torres/ Comunidad Cristiana Internacional.

Dr. Wilfredo Mañón/ Universidad Nacional Evangélica (UNEV)

Lic. Salustiano Mojica/ Fundación Evangélica Universitaria (FEU)

 Lic. Alberto Ramírez /Universidad Federico Henríquez y Carvajal (UFHEC)

Pastor Miguel Núñez /Iglesia Bíblica Internacional

Ministerio Integridad y Sabiduría

Pastor Otto Sánchez/ Iglesia Bautista Ozama

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY