Asia Bibi cumple siete años de estar en prisión por su fe

0
1858
Asia Bibi

Hace siete años, Pakistán puso una madre cristiana en la cárcel y más tarde la condenó a muerte por defender su fe. Solo otro cristiano ha estado en la cárcel más tiempo que Asia Bibi en virtud de la ley de blasfemia del país.

Esperanza de libertad

Han pasado más de 2.500 días desde que Isham Bibi o su hermana, Nisha, hicieron compras o cocinaron algo con su madre, Asia.

Ellas todavía esperan algún día para volver a tener una vida familiar normal.

“Tengo una fuerte fe y creo que mi madre va a estar fuera de la cárcel pronto”, dijo Isham a CBN News.

CBN News se reunió por primera vez con las hermanas y su padre, Ashiq Masih, en 2011 mientras jugaban un popular juego paquistaní. En un intento de pasar la vida, mientras su esposa y madre está sentada sola en una celda de prisión. Acusada de blasfemia contra el profeta musulmán Mahoma.

No se dieron cuenta de que en 2016 todavía estarían esperando para una reunión familiar.

Ashiq dijo que si bien estos siete años han sido difíciles, él tiene fe en que su esposa será liberada.

“Todavía creo que será liberada pronto”, dijo a CBN News, añadiendo que “confía mucho” en las oraciones y peticiones de liberación firmadas por cerca de 700.000 personas de todo el mundo.

Superar las dificultades mediante la fe o

Aún así, Asia sigue en prisión y su esposo, Ashiq, teme por su vida.

“Ella está en peligro debido a que muchas organizaciones islámicas y clérigos siguen exigiendo que sea ahorcada”, explicó.

Confinada en una pequeña celda de prisión en Multan, Pakistán, Asia prepara sus propias comidas por temor a que los islamistas radicales pueden intentar envenenarla. También limpia su propia celda para limitar el riesgo de contacto directo con el personal de la prisión que quieran hacerle daño.

Isham e Isha visitan a Asia con regularidad, pero no pueden llegar más allá de los barrotes estrechos de la prisión, restrictivos para abrazar, o incluso tocar a su madre.

“La fe de mi madre en Dios todavía es fuerte. Hace dos meses cuando la vi, ella estaba en buen estado de salud. Ella me dijo que debemos orar y le dije a mi madre que ella también debe orar. La oración es muy importante para nosotros”, insistió Isham.

Extremistas islámicos también han amenazado a su familia, lo que obligó a cambiar su vivienda. Esto hace que sea difícil para las niñas socializar y mantener relaciones duraderas.

“Es muy difícil pasar de un lugar a otro. Tiene un efecto muy malo en nuestras vidas”, dijo Isham.

Liberación retardada o

Hasta ahora, los intentos para conseguir la liberación de Asia se han visto frustrados. Hace aproximadamente un año, el máximo tribunal de la nación cuestionó la evidencia en contra de ella y anuló su sentencia de muerte. El tribunal ordenó una nueva investigación, pero la acción se ha retrasado.

Eso es debido a la detención y muerte por ahorcamiento del asesino Mumtaz Qadri. El islamista radical abatió a tiros al gobernador de Punjab Salaman Taseer, quien pidió la ley de blasfemia de Pakistán fuera abolida después de visitar a Asia en prisión.

Islamistas llenaron las calles después de que el gobierno finalmente ejecutara a Qadri bajo las leyes antiterroristas del país.

No hay justicia en Pakistán o

Wilson Choudhry dirige cristianos paquistaníes británicos y dijo que hubo una gran reacción en el momento.

“Hubo protestas en todo el país. Había una multitud fuera de los edificios del gobierno hasta que el gobierno canceló todas las propuestas de reformas para cambiar la ley de blasfemia de Pakistán y ellos pidieron por la ejecución inmediata de Asia Bibi bajo su condena de muerte”, recordó.

Joseph Francis, director del Centro de Ayuda Legal, Asistencia y Conciliación dice que es muy fácil acusar a alguien de blasfemia en Pakistán, y los casos han aumentado cada año desde el 11 de septiembre.

“En Pakistán, no hay justicia porque el tribunal es muy sesgado”, dijo Francis.

“No creo que haya nadie lo suficientemente valiente como para liberar a Asia Bibi”, explicó. “¿Qué juez es lo suficientemente valiente como para decir, ‘Asia se puede ir, eres libre’, sabiendo que significaría una potencial sentencia de muerte para él?”, añadió.

Pero ¿qué pasa con una enmienda a la ley sobre la blasfemia? ¿Cuáles son las posibilidades de que eso pase?

“Todos los gobiernos de Pakistán – del pasado y el presente – no han sido capaces de cambiar esta ley”, dijo Francis. “El Gobierno actual, no creo que lo cambie. Tal vez algún gobierno futuro”.

Mientras tanto, más cristianos como Asia Bibi se enfrentarán a falsas acusaciones de blasfemia y a la probabilidad de consumirse en la cárcel.

Y más hijas -como Isha y Isham- crecerán sin el abrazo amoroso de su madre.

Fuente:  www.MundoCristiano.tv

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY