Félix Antonio Cruz Jiminián, Una vida entregada al servicio de los demás

Publicado por on ago 10th, 2012 y clasificado en Destacadas. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a travs de la RSS 2.0. Puedes saltar al final y dejar una respuesta. Ping no est permitido.

Dr. Felix Antonio Cruz Jiminian

Por. Yohanna Pérez

Evidencias -Una vida y una historia inspiradora. El pueblo dominicano celebra con orgullo una mano solidaria que se extiende más allá de una consulta, un espíritu fuerte, optimista, hombre inquieto, apasionado, decidido a ayudar, así es el doctor Cruz Jiminian. Una historia muy parecida a la de muchos dominicanos que sueñan con triunfar en la vida, sin embargo su dedicación y entrega total al trabajo, lo sacó del anonimato y lo convirtió en un héroe cotidiano.

Nacido  en un campo de Jarabacoa, pero criado en Santo Domingo, poseedor de una gran vocación de servicio, la  humildad y el  amor  demostrado al prójimo, son su sello de identidad por excelencia. En la actualidad se encuentra inmiscuido en numerosos programas de ayuda social.

¿En estos momentos. En qué está enfocado el doctor Cruz Jiminián?

Llevamos más de 17 programas en ejecución desde: operativos médicos gratuitos en todo el país, atención a afectados por la tuberculosis, programas ayuda con las juntas de vecinos, centro de vacunas gratis, atención al envejecientes, incluyendo un comedor para el envejeciente, área de hemodiálisis renal, área para declaraciones de nacimientos tardías, centro de atención para niños con deformidades como son: Labios Leporino, paladar hendido, ano imperforado, doble sexo,.hidrocefalia, programa de visitas a todas las cárceles del país brindando atenciones médicas a los reclusos.

Dr. Cruz Jiminian

¿En qué consiste su filosofía de vida?

Amar al prójimo. Soy cristiano, creo en Dios por encima de todas las cosas en el mundo, porque eso me inculcó mi Mamá y mi Papá, basada en esa filosofía he realizado mi trabajo. Creó que se amar al prójimo, siento mucho dolor con el dolor ajeno, quizás por eso he hecho mi trabajo como lo he hecho, bien o mal esa es la filosofía de mi vida.

¿Qué admiras del dominicano?

 Su patriotismo, hermandad, su amor a la tierra y su capacidad para trabajar que no es común en otros ciudadanos que yo he conocido.

Un sueño por realizar…

Que yo nunca más vea a un niño morir del corazón, ver un padre impotente, padres que quizás venden yuca en las calles o echan día y le cobran un millón de pesos eso es inalcanzable para él, y tiene que ver morir a su hijo. Yo no quiero ver más esas cosas, por falta de recursos. Sabiendo yo que hay otros que les sobra dinero y lo grave de esto es que no hay mil niño con esta patología. Yo no quiero ver más eso.

¿Qué ha significado la medicina?

Es mi vida a ella me he entregado en cuerpo y alma. Trabajo los 365 días del año. Ha sido la entrega total de mi vida.

La mayor dificultad…

Las mayores dificultades han sido las  económicas, porque a veces tu quieres resolver casos que no puedes, ejemplo la diálisis renal,  cuando yo veo gente que muere, la impotencia que me causa por  no poder poner a  funcionar  el programa de diálisis renal y dar vida a los pacientes. La económica ha sido la peor dificultad por la que hemos atravesado en los últimos tiempos.

¿Qué consejo  le da a la juventud que sueña con triunfar en la vida?

Que la vida es una rueda, que te da aguas dulces y aguas amargas, que debes aprender a sacrificarte nadie puede reír si no ha llorado, nadie sabe lo que es dulce si no ha probado lo amargo, la felicidad solo lo consigue cuando se ha sufrido.

Un ciego no sabe lo que es la luz porque siempre ha vivido en tinieblas, esos momentos difíciles que la vida gózalos y disfrútalos.  Por ejemplo  No hay comida más sabrosa que aquella cuando se siente hambre, pero no hay comida más indeseable que aquella cuando no se tiene hambre, por eso cuando todo lo tienes no tienes nada  porque no tiene porque luchar y vivir.

Aprendí a sacrificarme, recuerdo cuando iba a pies, con lágrimas en los ojos, deprimido y sin dinero, a estudiar en la Universidad Autónoma de Santo Domingo y sin poder comprar un libro, pero siempre decía: ¨Si otros pueden yo también. Aprendí a sufrir, hoy la vida ha cambiado¨. Que tus circunstancias nunca te desanimen.

Un lugar…

Donde quiera que hay agua y árboles para mi es perfecto

Un lujo…

Mi casa, vivir cómodamente, tener mi comida y mis plantas exóticas.

¿Qué aprendió de sus padres?

La moral, la capacidad y entrega al trabajo. Mi papá fue un hombre muy pobre económicamente hablando, fue un campesino que apenas sabia leer y escribir pero tuvo la conducta más intachable que no recuerdo nunca haberlo visto en otro ser humano. Mi padre nos apoyó  aun sin recursos. Graduó a sus cuatro hijos. Mi padre siempre tuvo claro que educar a sus hijos era el mejor legado que le podía heredar’. 

¿Considera importante ser un ejemplo?

 Si,  claro a mi me gusta seguir  los buenos ejemplos, yo admiro la gente con meritos y trato de imitarlo y pienso que también otros tratan de imitar lo bueno que hago.

¿Qué es lo que más disfruta de su trabajo?

La satisfacción cuando un paciente dice doctor “Me sané después de tantos años y nadie me curaba”.

¿Que se necesita para llegar a donde esta usted ahora?

Sé necesitan tres cosas: Primero: Fe en Dios, para poder seguir hacia delante, segundo: dedicación al trabajo, esfuerzo constante, permanente, trabajar todo el tiempo que sea necesario y tercero: Honradez

¿Cuál ha sido el mayor logro dentro de la fundación que usted preside?

Haber resuelto miles de casos terribles de personas adultas y niños que pudieron haber muerto sino se les resolvía su caso. Otros es haber sido reconocido por autoridades tanto nacionales como internacionales

¿Cuáles han sido sus principales logros personales?

Haberles dado a mis padres todo lo que en vida necesitaron, ese ha sido mi mayor logro.

¿Se ha hecho famoso por ayudar a los más desposeídos. Alguna anécdota memorable de su trabajo?

Si muchas, pero esta me marcó y fue una niña que trajeron aquí, que no tenia ano, no evacuaba y la habían operado dos veces el en Hospital Robert Read. La niña le tenía terror a los médicos.  Cuando llega aquí llega  largando gritos histérica yo la abrazo y le compro una muñeca, la interno en la clínica varios días, la niña comenzó a amarme, después que la niña me quería, me aceptaba entonces la operamos. Ya cuando la niña le dimos la de alta estaba de cumpleaños y yo le digo te voy a dar un regalo precioso y me dijo ‘No doctor ya usted me dio el regalo que yo quería, que era ser igual que los demás niños’

¿Cuándo le toque partir de esta tierra. Cómo quiere que le recuerden?

El día que me toque coger el camino, doblar en aquella curvita en la que no se mira hacia atrás yo quiero  que quien me recuerde, me recuerde como alguien que le sirvió cuando lo necesitó, como alguien que nunca dio un mal ejemplo, como alguien que lo apoyó cuando lo necesitó. No quiero ser recordado como un hombre poderoso, ni adinerado.

Deje una contestacin


Calle Manganagua No. 27, Los Restauradores, Santo Domingo, Distrito Nacional. Tel. Ofic. 809--537-5895  evidencias@codetel.net.do
Copyright © 2014 Evidencias Digital | Todos los derechos reservados

Desarrollado por Peniel Ramirez