Apóstol Lorenzo Lippi

Por. Stephani Adón Ureña

SANTO DOMINGO-Hace más de 25 años, Lorenzo Lippi, oriundo de Florencia, Italia, conoció al señor Jesucristo como su salvador, siendo la vía principal, una amiga misionera que le hablaba sobre la palabra de Dios. No obstante, cuenta que su mayor encuentro lo vivió en su habitación “En septiembre del año 1988, la noche siguiente del servicio misionero, hice la oración de salvación y desde ese momento sentí una paz sobrenatural”.

Durante su proceso de regeneración,  realizaba devocionales en su lugar de trabajo,  donde leía  la palabra de Dios  a sus  amigos y compañeros de labor.  Su constante anhelo  de tener un encuentro con el Eterno,  dio como resultado el que  recibiera el bautismo del  Espíritu Santo, en el año 1991.

Los diversos congresos misioneros que realizaban las iglesias,  fueron el canal que lo llevaron a conocer su llamado.  “Los encuentros o congresos misioneros  tenían en común, el bautismo del  Espíritu Santo y la manifestación de los dones espirituales”  dijo Lippi.

Para Lorenzo, el  diseño y confección de ropa, no le quitaron el deseo de tener una relación con Dios, en cada encuentro que efectuaban, la presencia del señor era evidente. Expone que recibió  una revelación de Dios enuno de esas reuniones “Había leído sobre un pastor que hacía mucha liberaciones, sentí que el Espíritu Santo me decía que tenía que conocer a éste pastor, fue a través de la casa editora que   puede contactarlo”.  Con regocijo cuenta la sorpresa que  se encontró,  pues nunca le pasó por la mente de que ya lo conocían, “Su nombre era Luis y pertenecía a la Iglesia Apostólica de Italia,  el Espíritu Santo le reveló sobre los encuentros que hacía y le  manifestó de que tenía el llamado de pastor,  ya para el 1994 dejé el trabajo y comencé a pastorear, designado por líderes eclesiástico que se reunieron”. Su guía espiritual Giovanny Batista le ayudó bastante durante  el tiempo que fue pastor.

Ya para  el año 2000,  Lorenzo Lippi  da inicio al ministerio apostólico, en varias  ciudades y regiones de Italia, luego se dio a conocer en Suiza, Eslovenia, Estados Unidos, entre otros.

Su estadía en República Dominicana.

Fue en el mes de Marzo del año 2015, que arribo a la   República Dominicana, su llegada no fue por simple vacaciones, afirma que fue por orden divina “Fue por medio de Espíritu Santo que decidí viajar constantemente, pues recibí una palabra de Dios para las iglesias dominicanas, que todavía tengo escrita y un mandato por cumplir”.

Por contacto de  una amiga en  Liubliana, pudo conocer varios pastores y realizar en la ciudad de Samaná lo que denomina un Acto  Profético, “Como Italiano que soy, para mí  es algo muy comprometedor, pero también algo que  me llena de regocijo, pues durante años, los italianos y dominicanos teníamos  una deuda pendiente” dijo Lorenzo Lippi. Se trata del momento en que los Españoles comando por Cristóbal Colón  descubren nuestra isla el 5 de diciembre del año 1492 y hacen esclavo a los indígenas, luego por mandato  del propio Cristóbal,  fue enviado a supervisar la nueva tierra,  el navegante de origen  florentino, Américo Vespucio.

Justamente en la parte norte del país,  Colón  hizo su asentamiento, lugar donde  fue llevado el acto profético.“Fue algo especial, pues no sabía que en ese mismo lugar fue donde inicio la esclavitud”.  Para el evento se utilizó los símbolos patrios de cada país, “Se tomó a nivel espiritual la bandera de Italia y la Dominicana y la bandera de Florencia,comenzamos a orar y adorar el nombre del señor, comenzamos a pedir perdón, yo en nombre de Florencia e Italia,  a las iglesia y al pueblo dominicano, pues durante años,  los italianos fueron  instrumento de maldición  y de oscuridad;  lloramos y tomamos el territorio a nivel espiritual”  expresó el apóstol  Lippi.

Palabras  para las iglesias Dominicanas

Luego de tomar posesión de la tierra y declarar restaurados los lazos de paz entre  la República Dominicana e italiana, espiritualmente hablando, el aposto  Lorenzo,  declaró los siguiente “las iglesias dominicanas verán algo muy profundo, el señor dará nuevas fuerzas espirituales para poder enfrentar los últimos tiempos. La iglesia dominicana  tiene un llamado profético, ha tenido mucha opresión en cuanto a lo espiritual, pero esto no significa que Dios no hará algo muy importante. Las iglesias dominicanas  son  una llave de restauración, un punto de encuentro”.

Alaga la fe que caracteriza a cada congregación dominicana “Conozco poco del  mover espiritual, pero me impacta mucho la fe que tiene las diferentes iglesias cristiana, es una característica  de la iglesia latina.  Es una enseñanza para las iglesias europea”.  “En las iglesias de república dominas hay mucha hambre, sed de profundidad espiritual, tienen una hambre de un mover de cosas nuevo del cielo” dijo Lippi.

Evangelio en Italia

“Ahora mismo está sufriendo una reforma, una parte del catolicismo está viviendo una reforma, muchas personas están tomando una relación personal con Jesús, a pesar de que el 90%  son católicos, esto está trayendo un movimiento en la iglesia. Muchas personas están encontrando a Jesús, están despertando, tienen corazones más dedicados al señor” afirmó  el apóstol.

Familia.

Lorenzo Lippi  tiene dos hijos de un matrimonio que tuvo,  Ester de 21 y Joel de 19 años de edad,  respectivamente.

No hay comentarios

Dejar respuesta