OPINION- FIDEL CASTRO: LA HISTORIA ME ABSOLVERÁ

0
395

By: Matias R. Vizcaíno.

Acaban de anunciar la muerte del comandante Fidel Castro. Es una noticia trágica, muy dolorosa para cientos de miles de personas en América Latina y parte del mundo que lucha por la igualdad de las personas. Sabemos que la muerte es la parte final del proceso biológico del ser humano.  . “La historia me absolverá” dijo Fidel Castro en el año 1957, y hoy se expanden el sonido onomatopéyico de aquellas palabras proféticas de  auto defensa de la dignidad.

No es sencillo pensar en la muerte de Fidel Castro.  Para nosotros los simples, no visualizamos la muerte del súper héroe.  De aquel hombre que sobrevivió al cuartel Moncada.  Sobrevivió  a más de 500 atentados, a cientos de traiciones.  Y, sobrevivió  al peor de los bloqueos humanos y económicos, infringidos a país alguno en el mundo.  Es difícil pensar que un hombre de esta estirpe vencedora, ha muerto.

De manera,  lo que ha sucedido con Fidel Castro es que su vida está sufriendo una transición de un estado físico a otro estado superior.  Es  decir, ahora Fidel no será más un hombre.  Se ha convertido en una idea; en un referente de lucha por la igualdad de los pueblos.  Y creo, que el mejor tributo que se le pueda dar a Fidel Castro en los días siguientes a su deceso, es, no enterrar su idea y sus luchas.

En América Latina y el Caribe, hemos tenido figuras emblemáticas como la de Luperón, José Martí, Simón Bolívar, el Che Guevara, Cecilia Sánchez, Vilma Espín, Domitila Sosa, Mama Tingo, hombres y mujeres que impregnaron en la juventud una hoja de servicio de alto contenido social, de lucha y de conquista.   Por lo tanto, no es para pensar que con la muerte de Fidel Castro la lucha ha llegado a su final.

Dijo Castro en la clausura del VI Congreso de la ANAP en 1982  “Los bienes materiales solos no hacen felicidad; la felicidad la hace mucho también el sentido de la justicia, la dignidad, la vergüenza del hombre, el respeto, el cariño de los demás, la fraternidad”.

Hoy termina 60 años del hombre que desembarcó en Cuba, acompañado de otros valientes y desafiantes hombres que procuraban conocer la verdad que los haría libres.   Y, hoy, también se inicia una nueva era, propia para la nueva juventud del siglo XXI, que han cambiado sus héroes de carnes por héroes cibernéticos y ficticios. La historia de américa se está reescribiendo, y, les da, a los jóvenes,  la nueva oportunidad de conocer el último de los comandantes del siglo XX para emular su entrega al pueblo.

Todo tiene su final, excepto tu historia.  Y la muerte de Fidel Castro será el contenido químico para preparar la tinta indeleble por siempre. Su lucha y su vida serán nuestro referente permanente de una generación que soñó diferente.  Y sus palabras serán el punto de apoyo de cada político que quisiera enarbolar una idea en beneficio de los que no tienen quien les defienda.  Fidel Castro siempre será la tribuna legítima  de cualquiera de los caminos que tome la revolución  moral,  ética, educativa y económica llevada a cabo en el mundo subyugado, principalmente los países de América Latina

“Sembremos fe y estaremos sembrando libertades; sembremos aliento y estaremos sembrando libertades; sembremos solidaridad y estaremos sembrando libertades”  con estas palabras terminó Fidel Castro.

No hay comentarios